Archivos para las entradas con etiqueta: Dinero

Esta mañana, como es usual en los tiempos que corren, leí un post sobre la crisis y en él comenté que lo que deberíamos hacer es un boicot al consumo, hace un momento he vuelto a pasar y habían respondido que sería utópico porque no tendríamos quién nos alimentara, quién nos vistiera, etc.
A primera vista no me resulta tan “utópica” la idea de ponernos en nuestro sitio, se trata de tener las cosas claras y la conciencia generalizada para no dispersarnos; de hecho, no sé si conoceréis lo que está sucediendo en Francia, hace tiempo que no escucho nada al respecto pero, parece ser que un grupo de ciudadanos se está “manifestando” a modo de colapsar las cajas de los supermercados para no pagar por los alimentos, algo tan básico en nuestra vida cotidiana. Desde luego que, siendo yo guarda de seguridad, tendría bastante reparo en detener a alguien por coger comida, no así quien se lleve cd’s u otros enseres menos indispensables, pero no quisiera caer en la triste historia de Jean Valjean en “Los Miserables”, bastante dice el título por sí mismo sobre esa clase de sociedad que, por cierto, es la nuestra.
En cualquier caso, a lo que yo aludo es a comenzar a valernos por nosotros mismos. Últimamente recuerdo bastante mi infancia, época en la que no teníamos ordenadores personales, sólo existían dos cadenas de tv. y las personas compraban sus alimentos en “las ventas” o pequeños establecimientos donde, por lo general, se vendían frutas, verduras y hortalizas de la zona, embutidos y artículos de “droguería” que no servían para colocarnos, sino para limpiar y asearnos. En esos pequeños establecimientos, el vendedor se surtía de las fincas y granjas cercanas. Todo era más artesanal, aunque probablemente no sabíamos cuál era la moda que se llevaba en el Reino Unido hasta más o menos 3 años después, y a modo de imitación. En cualquier caso no veo tan descabellado tratar de fomentar el pequeño comercio dejando de lado entidades tales como Carrefour (por nombrar alguna) encargar ropa a modistas, traer materiales en mano desde otros sitios o mandarlos a pedir directamente sin intermediarios, porque ahora mismo esto costaría un riñón pero, si nos ponemos de acuerdo podría ser hasta rentable.
¿Desde cuándo cuesta menos traer un objeto desde China (o cualquier otro país) pagando transporte y aduanas (con el petróleo por las nubes) que desde la Provincia anexa a la tuya? El interés en que esto se mantenga no beneficia nada ni a China, ni al país que recibe dicha mercancía y es tan sólo de unas pocas personas sin escrúpulos. Pues promulguemos la “Ley Anti-intermediarios Explotadores” (LAE) ¿Por qué pensar que no se puede? Si hasta hace unos años podíamos vivir sin muchas de las cosas que actualmente tenemos, ahora también, es cuestión de priorizar nuestras necesidades básicas mientras tomamos conciencia de lo que no necesitamos.
¿Qué opináis?

Anuncios

Estaba dando un paseo por la blogosfera, cuando he encontrado una entrada en el blog du mois haciendo referencia a un correo que va dando la vuelta al mundo y que ya copié en mi post “Que pague el último que llegó”.
En este correo se hacer referencia a la crisis económica y a la posibilidad de repartir lo que el Gobierno destina a paliar la “necesidad” de los bancos a los propios ciudadanos, convirtiéndolos directamente en millonarios a todos.
Es una bonita idea, pero no deja de ser utópica, y la razón que quiero dar es bien sencilla:
Todos tenemos la estupenda cifra en nuestras cuentas, colchones, huchas etc. Ahora bien, el panadero se plantea: con esta riqueza ya no tendré que despertarme a las 3 de la mañana para preparar el pan y tenerlo listo a las 6 de la mañana para comenzar a venderlo, por el contrario, pasaré más tiempo con mi familia y disfrutaré un poco más de la vida. De igual forma, la gran mayoría de la población, que trabaja en un oficio o profesión que, no sólo no le satisface sino que le estresa (y bastante) se plantea la posibilidad de no volver a trabajar, tomarse un tiempo de descanso completo y luego realizar el sueño de toda su vida de… (tener una banda de rock, ser patrón de yate y recorrer el mundo, montar una discoteca propia…) desde luego que nadie querría volver a una fábrica a separar tornillos de tuercas para ganar un mísero sueldo, o inhalar vapores tóxicos para dar de comer a su hambrienta familia (¡ya no lo necesitan!)
Pero entonces pasaría lo siguiente, comenzaría un proceso de desabastecimiento que llevaría a otra crisis peor junto al pánico y la histeria colectiva ya que se romperían ciertos eslabones de la cadena que constituyen elementos fundamentales. ¿Entonces? Volveríamos al punto en el que estamos actualmente; esa cantidad que nos habían repartido pasaría a tener valor cero, por lo que una simple barra de pan se pagaría con millones de euros… superávit e inflación… vuelta a lo mismo.
¿Entonces? Entonces yo creo que lo que está mal planteado es el sistema económico en sí mismo; ya se dijo que éste sería el fin del capitalismo, aunque aún no hemos visto cambio alguno, esperemos que esos peces gordos que se están inflando a base del deterioro de la sociedad actual y el propio planeta caigan por su propio peso (que no es poco). Como ya he dicho en otras ocasiones, no vivimos una crisis económica, sino una crisis de humanidad…