Anguita, mi gran admirado, en un discurso antes de su retirada del mundo de la política.
Gran pensador, hombre con carisma donde los haya e impecable oratoria. Sólo hay que verlo y me diréis

Anuncios