Viendo ahora unos combates de K1 quise rememorar una gran secuencia de la película de Ip Man, afamado Maestro de Ving Tsun, en donde se puede apreciar la filosofía inherente a las Artes Marciales en general, que no deportes de contacto.
La última frase de Ip Man en este fragmento es fundamental, espero que disfruten viéndolo.

Anuncios