Llevo varios días tratando de escribir sobre algunos temas que me rondan la cabeza, sin éxito por falta de tiempo suficiente (o calma necesaria) Quería escribir sobre una aterradora noticia que leí por twitter y que narraba cómo una madre había dejado morir de inanición a su hija de tres años por jugar al “wordcraft” en línea, por qué pienso que habría que hacer obligatoriamente un test de idoneidad para sacarse el título de madre y que te dejen tener un hijo (otra noticia de una madre que inyectaba botox a su hija de 8/9 años) como el de portador de armas o algo así, pero estoy contenta, optimista y llena de alegría, no quiero que nada estropee esta sensación, así que enterraré estos sucesos en algún lugar oculto de mi mente, lo taparé con la suficiente fuerza como para no encontrarlo fácilmente y dentro de un tiempo daré de comer a algún psicólogo que esté en crisis para que averigüe por qué tengo esos brotes psicopáticos que me llevan a sobreproteger a mi hija de tal forma que consiga que se vuelva como Niki (véase el film “Cisne Negro”)
Así que, bueno, les dejo esta hermosa canción con la que me estuve deleitando ayer y que hace que huela a verano a pesar de las nubes:

Feliz día!

Anuncios