Esta mañana me he despertado algo espesa, he de reconocerlo. Debe ser porque “por fin es viernes!” y mañana, aunque trabajo, me lo tomaré algo más relajada. Total que me he puesto a echar un vistazo a los blogs amigos y, al llegar al del amigo Senovilla he pensado… buff! mejor me paso en otro momento de mayor lucidez, que parece que habla de algo interesante pero que mi mente no puede retener aún. No te lo tomes a mal, por favor, es sólo que hoy mi mente está aún en “ralentí” (o como se escriba). Con lo que sí que me quedé fue con la crítica que hacía al cine actual, se ve que por causa de lo que quieren llamar “crisis del cine” y, no queriendo escribir a modo de réplica (puesto que, como digo, no me he enterado muy bien de lo que hablaba), me propuse hacer un balance en general de mis escasos conocimientos del séptimo arte y mi opinión sobre el mismo.
Pues bien, por causa de mis gustos siempre he dado con gente que se hacía llamar “a motu propio” frikis del cine, he participado en foros, chats, juegos etc. total, he perdido el tiempo como una bellaca 😀 😀 porque lo que realmente importa, creo yo, es que te guste el cine, que lo disfrutes… y poco más. ¿qué más dará si te acuerdas de los nombres de todos los personajes o apenas conoces al director? En ese punto me encontraba yo cuando estudiaba, entre otras cosas ciencias audiovisuales en la Escuela de Arte de mi ciudad y apenas podía mantenerme despierta mientras pasaban en el aula un fragmento de “Ciudadano Kane” por haber trabajado hasta las tantas el día anterior (o porque la película en sí me parecía un bodrio) Sí, mucho travelling, contrapicado etc pero, aparte de conocer las técnicas innovadoras hay que saber que, hoy por hoy no lo son tanto, Matrix también ha sido un ejemplo de innovación en cuanto a técnicas audiovisuales, efectos especiales etc. ha habido un antes y un después de esta película; de hecho, hoy por hoy se habla, en términos coloquiales de “utilizar mucho matrix” cuando recargas un film con efectos de aceleración etc. Además de un alto contenido filosófico entre tanto cable suelto.
Lo que quiero decir con esto es tan solo que otorgar un exceso de valor a lo antiguo no conduce a nada, salvo al menosprecio de lo actual, que no tiene que ser necesariamente una “basura” Si bien es cierto que hoy por hoy resulta más fácil rodar una película y, por tanto que, en proporción salgan más productos que irán directos a la papelera que una gran obra maestra.
Como ejemplo de obra maestra, para mí que la estudié en profundidad, es Amélie que, en una primera aproximación me hizo reflexionar bastante y hasta cambiar posturas o formas de ver las cosas, después descubrí una película de lo más colorista, rica en artificios audiovisuales, de composición, de iluminación, de tratamiento de la imagen etc, y, por último, descubrí un grandísimo compositor de música “Yann Tiersen”, para mi gusto, genio entre genios. El director, Jean Pierre Jeunet, ha creado obras del tamaño de “la ciudad de los niños perdidos” o “Delicatessen”.
Otras obras que me gustaría recomendar, sobre todo a nivel visual son: “Moulin Rouge” y “La Joven de la Perla” ambas se caracterizan por su plasticidad, aunque esta última, la pares en el fotograma que la pares, siempre vas a tener un verdadero cuadro en cuanto a iluminación, composición y color.
En cuanto a fantasía me gustaría destacar “Tigre y Dragón” y la saga de “Hero”, por mucho que quieran afirmar que los cables se ven desde el primer momento aún no he conseguido verlos.
Sobre cine social, estaría bien que pudiesen ver, los que aún no lo han hecho, Osama, Agua o Fuego, en tierra de nadie, etc.
Podría estar así, listando películas, hasta el infinito, pero también querría aclarar que mi gusto por los clásicos es también evidente con toda la filmografía de Alfred Hitchcock, Lo que el viento se Llevó, West Side Story, My Fair Lady (dejo ver gusto por musicales, lo sé), los hermanos Marx y los Monthy Phyton…
Como véis, podríamos estar así hasta la eternidad, y me muerdo los dedos para no seguir tecleando títulos.
¿Qué opináis vosotros?

Anuncios